domingo, 14 de agosto de 2011

La Cotufa

Les había prometido un post de recomendaciones literocinematográficas para ayer pero me surgió un plan de última hora y no lo deseché: me fui con una amiga al concierto que David Ghetta dio el viernes en Tenerife. Y entre trasnochar ese día y tener que trabajar este fin de semana, no he podido sentarme ante el ordenador con un mínimo de tranquilidad.
En cualquier caso, estas recomendaciones no son exclusivas del fin de semana y menos en vacaciones no??.

Ya les había adelantado que el pasado jueves fui a ver El origen del planeta de los simios. Me gustó. Los simios están muy logrados; me gustó la música (para mi gusto, una mezcla entre Enya y El Rey León) y la historia de amor entre el simio César y Will, un científico que busca una cura para el alzheimer, enfermedad que sufre su padre. Es una historia razonable, creible en la forma. Además, he de decir que al salir de la sala mi primer pensamiento fue que a veces puedes sentir más empatía por un animal que por un ser humano. 

Cosas malas, también tiene esta cinta. Pero lo peor para mi es que se centra demasiado en desarrollar el comienzo de la futura invasión de los simios, pero no explica con demasiada claridad (aunque es evidente) cómo los humanos acaban siendo peleles de los monos.  Me imagino que habrá una secuela de la precuela.

Técnicamente, me parece impecable. Aunque me ha pasado igual que con otras películas que tienen su historia basada en otras más antiguas (como las precuelas de Star Wars, Indiana Jones, o cualquier remake). Es innegable que los avances tecnológicos dan mayor espectacularidad a la producción, pero pierden ese halo de artesanía de hace 20 años. En fin, cosas mías.

En conclusión, ¿la recomiendo? Sí.




Dos días después, de nuevo al cine, y esta vez una película de un registro completamente diferente: La Boda de mi mejor Amiga. Lo mejor que puedo decir es que salí del cine con un buen rollo increíble. Me reí muchísimo. No es que sea la película de la década, pero cumple con creces su función de divertir y entretener.

Las rencillas y rivalidades de dos chicas por organizar la boda de una amiga es el punto de origen de una serie de gags que pasan por una borrachera en un avión, una intoxicación alimentaria, destrozar una galleta gigante o un encuentro sexual con un bocadillo de por medio.

Además contiene algunos mensajes interesantes que no por conocidos son menos ciertos: el primero, que cuando se toca fondo solo puedes ir hacia arriba; que el dinero no da la felicidad, y que, a pesar de todo y de todos, la amistad verdadera es para siempre.

La recomiendo no solo porque me ha gustado, sino porque en los tiempos que corren, cualquier excusa para reír es válida.







Y una de libros. En este post anterior les dejé los libros que tenía intención de leerme estas vacaciones. Pues no solo he cumplido, sino que me he leído alguno más. He descubierto a un escritor español de novela negra, Juan Madrid (pongo descubrir porque no lo conocía pero es bastante famoso en este género), he retomado mi relación con el sargento Bevilacqua de Lorenzo Silva (estoy con El Alquimista Impaciente) y he releído La Casa de Bernarda Alba de Federico García Lorca.

Si quieren y pueden, lean alguno de estos. Además, después de haberlos leído, les recomiendo El Susurro de la Caracola, de Maxim Huerta (nada es lo que parece) y El Ángel Perdido, de Javier Sierra (lo mismo, nada es lo que parece, aunque es un poco raro al principio, pero se lee en un pis pas).

Bss

**Por cierto, para los que no lo sepan, cotufas son en Canarias las palomitas de maíz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...